26 de mayo de 2018

Surfando el mito

El surfista Octavio Lorenzi nos cuenta su experiencia en la expedición al bajo Falkland, un punto ubicado a pocos kilómetros de la costa de La Aguada, donde las olas superan los tres metros.

 

Adriana Pugliese // La Paloma Hoy

 

Octavio Lorenzi vivió diez años en La Paloma y se subió a la tabla “de grande”, según cuenta en una entrevista a La Paloma Hoy.

Lorenzi formó parte el lunes pasado, junto a varios surfistas de la zona, de la expedición al bajo Falkland, un mítico punto para surfar ubicado en el mar territorial, a unos 3 kilómetros de La Aguada.

Para él, la experiencia fue un sueño cumplido: esa ola cuando viene grande, se ve desde La Aguada. "Ha generado muchas anécdotas, historias, conversaciones y siempre salía en alguna charla lo bueno que estaría ir a surfarla, a verla…”

El lunes, las olas en La Aguada esperaban al campeón uruguayo y detrás, a unos kilómetros, podían verse puntos negros en medio del mar.

Mientras los hermanos Morosini se alzaban con las medallas, allá a lo lejos, un grupo de 7 surfistas y dos fotógrafos amantes de los grandes tubos, peleaban con olas de tres metros: “Se dio todo porque esa ola funciona con determinados mares, tamaños... se tienen que dar condiciones particulares, no es una ola que se dé muchas veces al año. Es una ola muy grande para lo que son los picos en Uruguay, capaz que el doble de lo que se genera en otros lugares, justamente por las condiciones, porque es mar adentro, la ola viene con más fuerza", explica Lorenzi.

La profundidad en esa zona alcanza los 15 metros, y en ese bajo de piedra, llamado Falkland, la profundidad baja a 4 metros, “y pasa de 15 a 4 metros, por eso se levanta una ola grande”, explica Lorenzi.

Desde el punto de vista del surf, para él “fue una hazaña, o un hecho histórico, porque nadie había ido nuca a surfar en grupo ahí, mas allá de que algunos de los que estaban están entrenando tow in - que es el surf con moto de agua que se hace para tomar olas grandes - el que va en la tabla lo remuelca en la moto y lo deja en el pico para empezar a surfar la ola, y ellos ya habían ido algunas veces antes, pero nunca lo habían registrado tan bien. Ahora quedó registrado”.

Lorenzi, que no sólo se tiró con la tabla, sino que, además, proporcionó la lancha para llegar al punto, aún siente la emoción de las olas corridas allá a lo lejos: “Se disfrutó mucho por todo lo que fue la movida y salió perfecto, además, nos sirvió para aprender que es un pico que se puede surfar, que genera, para los que nos gustan las olas grandes, mucha adrenalina y que es accesible. Para lo que es el surf en Uruguay, que no es olas grandes, fue algo distinto”.

La tabla de Lorenzi terminó sus días en el bajo Falkland: “Al final la partí” - cuenta, y señala que de la expedición participaron: Fernando Almeida, Esteban Bessonart, Giancarlo Giacoya, Luca Cohen, Eduardo Fernández,  Agustín Barriola, Octavio Lorenzi, Edgardo González y Alfredo Sosa.

 

Historia de un naufragio

El 12 de noviembre de 1913 el barco a vapor noruego Falklan encalló frente a nuestra zocstas, en lo que se conoce como la zona del bajo Falkland. La tripulación se salvó, pero el barco se hundió.  

 

 

Imágenes: Fernando Almeida, Esteban Bessonart. Dukesurf.com

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Marcelo

Hola, que buena experiencia, siempre quise ir, hay varios de los surfers históricos de la paloma que la han corrido, donde se pueden ver los registros de este surfari gente?

Responder a este comentario

Respuesta para 'Marcelo ' de 'Miguel'

Marcelo Brugnoli?

Escribir un comentario »