19 de junio de 2018

Lobo está

La Dirección Nacional de Recursos Acuáticos sacó una resolución en la que permite a empresas privadas la extracción y venta de lobos marinos. Esa medida generó que la ong SOCOBIOMA saliera al cruce “nos gustaría que a los lobos marinos se los deje de considerar un recurso y se los considere fauna silvestre”.

Adriana Pugliese // La Paloma Hoy

En algunos puntos de su costa, Uruguay alberga una de las colonias de lobos marinos más grandes del mundo, y su observación es un gran atractivo para el turismo ecológico.

Se calcula que la población de lobos se incrementa a razón de 35.000 nacimientos anuales de lobo fino, y más de 1.000 de leones marinos.

La DINARA (Dirección Nacional de Recursos Acuáticos) tiene entre sus potestades efectuar la captura y comercialización de ejemplares vivos de lobos marinos, los cuales son exportados hacia zoológicos y acuarios de diversos países del mundo.

En el año 2008 se suspendió definitivamente la captura dela especie Otaria flavescens, es decir, leones marinos, con el fin de mejorar y asegurar un manejo sustentable de dicha especie, ya que estaba disminuyendo su población.

Desde entonces, solamente se permite la extracción y comercialización de lobos finos vivos, cuya especie se denomina Arctocephalus australis.

Por ejemplo, en el año 2015, DINARA, a través de los Departamentos de Mamíferos Marinos y de Biología Poblacional, concretó la venta de 131 (101 Machos y 30 Hembras) ejemplares vivos de lobos marinos finos (Arctocephalus australis) a cuatro empresas nacionales. 

Cuadro de exportación de lobos marinos finos vivos por destino 2015 (Fuente: DINARA)

Nuevas medidas

En una resolución fechada el 10 de abril de este año, Dinara cambia las reglas de juego y  habilita la participación de empresas privadas en la captura y venta de lobos marinos destinados a acuarios y parques acuáticos extranjeros. Antes, estas capturas eran desarrolladas por personal de la Dinara, pero según el organismo "la ausencia de los funcionarios durante los días de captura resulta perjudicial para la administración", así se da a conocer en dicha resolución. Por lo tanto, Dinara entiende necesaria la implementación progresiva "de una nueva modalidad en la captura de lobos vivos" con participación de privados, a quienes impone varios requisitos para instalar zonas de confinamiento de los animales, que serán inspeccionadas por el organismo.

Conflicto en puerta

La ong  Socobioma (Sociedad para la Conservación de la Biodiversidad de Maldonado), salió inmediatamente al cruce de lo anunciado por Dinara en su resolución. En diálogo con La Paloma Hoy, Lourdes Casas, integrante de Socobioma, explicó que si bien desde Dinara ya se realizaba esta operación de extracción y venta de ejemplares de lobo marino, ahora esa actividad cambia: “a nosotros lo que nos genera más preocupación es el hecho de que la isla de lobos es un lugar de difícil acceso por el público en general y ahora se les va a permitir a personas privadas, que no pertenecen a nada en especial, el acceso”.

El problema de raíz que plantea Casas es que la fauna marina está regulada por un área a la que no debería pertenecer: “nos gustaría que a los lobos marinos se los deje de considerar un recurso y se los considere fauna silvestre, como lo son, y estaría muy bueno que la división de mamíferos marinos deje de pertenecer a Dinara y pase a DINAMA junto con fauna, porque es lo que son”. Para Casas, en Dinara la población de lobos es un recurso económico, que finalmente no beneficia, sino que perjudica: “se lo considera un recurso, entonces el Estado está libre de hacer su venta y explotación como les guste. Consideramos que los ingresos que genera la venta de lobos marinos no justifica el daño que genera a nivel de reputación de un país que está tratando demostrar que es Uruguay natural para el resto del mundo. Para Casas, si bien el número de extracciones no es importante para la especie, lo más importante es “que aquí estaríamos hablando de individuos que van al cautiverio”.  

Lo que considera “criticable” Lourdes Casas de Socobioma, es que “el mismo organismo que vende, también controla qué animales se pueden extraer… El mismo organismo que vende también publica cuántos vende… tenemos que confiar”, agrega.

De qué se trata

En Uruguay viven dos especies de otáridos, los lobos de dos pelos o finos, y los leones marinos o lobos de un pelo, conocidos popularmente como lobos peluca. Son de costumbres gregarias, se ubican en asentamientos rocosos cerca de la costa en Cabo Polonio, mayoritariamente en la Isla de Lobos y también podemos observarlos en el puerto de Punta del Este y Piriápolis. También hay algunos pequeños grupos que pueden verse en el islote frente a La Coronilla, también en Rocha.

Los lobos marinos se alimentan de peces, principalmente anchoita, pescadilla y jurel, además de calamares, camarones y otras especies de peces (palometa, corvina, tiburones, etc).

Un decreto de 1996 declaró Parque Nacional de Islas Costeras a la Isla de Flores ubicada en el lecho del Río de la Plata, y al conjunto de islas de la plataforma continental, constituido por Isla e Islote Lobos, Isla Rasa, Isla Encantada e Islote frente a Cabo Polonio, Isla del Marco e Isla Coronilla.

 

 

 

 

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

donde esta

esta comiendo un brauni con canabis, mientras el uruguay natural muere de a pocooooooo

Responder a este comentario
Escribir un comentario »