30 de julio de 2018

¿Qué estamos comiendo?

El Centro Cultural La Paloma fue la sede elegida para abordar una temática cada vez más preocupante: transgénicos y agrotóxicos y su impacto a nivel humano: “apelamos a que la ciudadanía se informe y cuestione el ingreso de algunos transgénicos nuevos que intentar entrar al país”, dijo a La Paloma Hoy Lorena Frachia, una de las organizadoras.

Adriana Pugliese // La Paloma Hoy

Días atrás se llevó a cabo en el Centro Cultural de La Paloma la charla Trangénicos y agrotóxicos en Uruguay, a cargo de un grupo de especialistas, cuyas intervenciones sirvieron para poner en conocimiento de los vecinos, la información  con la que se cuenta sobre dichos temas.

Lorena Fraquia, vecina de La Paloma e integrante de Slow Food Rocha, explicó los temas abarcados en la actividad: “la charla fue más bien como para hacer un paneo y una puesta a punto sobre el tema de los transgénicos y el impacto de los agrotóxicos a nivel humano; apelamos a que la ciudadanía se informe y cuestione el ingreso de algunos transgénicos nuevos que intentar entrar al país”.

Por su parte, Laura Rosano, del Colectivo TA y coordinadora Nacional de Slow Food Uruguay, habló del trabajo que lleva adelante el Colectivo TA (Transgénicos y Agrotóxicos) sobre el etiquetado de alimentos, dejando en claro que es una manera de lograr que la población sepa qué productos tienen transgénicos. Al respecto, Frachia - quien también forma parte del movimiento - explicó que “la mayoría de los alimentos ultra procesados tiene transgénicos, entonces no hay ley nacional sino departamental que es de la Intendencia de Montevideo, entonces, muchos productos que ingresan por la capital departamental van a estar etiquetados con el logo que es la T de transgénicos en color blanco y negro. Lavalleja y Maldonado también quieren hacer una ley de etiquetado para que los consumidores puedan elegir qué alimentos consumir”. Además, Frachia contó el trabajo que vienen haciendo en las escuelas de Montevideo con este movimiento: “se hace mucho hincapié en que los niños empiecen a leer las etiquetas, ya que muchos productos que ellos consumen tienen conservantes o colorantes, que muchas veces no son propios para niños. También la idea es volver a una cocina más casera y a disminuir el consumo de productos industrializados o ultra procesados que, más allá de los transgénicos, está el exceso de productos que tiene conservantes, estabilizantes, que terminan siendo no sanos para los niños. Hoy tenemos un gran número de niños con diabetes, hipertensión…” Para Fraquia, el hilo conductor de esta iniciativa fue buscar alternativas a estos productos que tienen transgénicos o al menos estar advertidos: “el consumidor debe tener el poder del conocimiento”.

Volver a las raíces                                                                                                                                      

Una de las alternativas a esta situación que se tiene dando es la producción agroecológica. Durante la charla en el Centro Cultural, hablaron Alejandro Arbulo y Mariano Pergoriles, productores hortícolas e integrantes de la red de agroecología: “se refirieron a una problemática que tienen como la contaminación por cruzamiento de maíz criollo con maíz transgénico: se están perdiendo las semillas, por lo tanto se pierde soberanía alimentaria, entonces, cuanto más producción haya de maíz transgénico, más van desapareciendo distintas semillas y se va perdiendo diversidad de comida”.

Sin respuesta de OSE

El final de la charla tuvo como protagonista a los vecinos con sus consultas al panel.

Una persona del público consultó sobre la contaminación del agua del arroyo La Paloma con atrazina y glifosato. Al respecto, Fraquia explicó que “se hizo un pedido de informes a OSE pero aún no se cuenta con esa información”. Vale aclarar que el uso de la Atrazina se prohibió en Uruguay en 2016, sin embargo puede permanecer activa en el suelo y el agua durante décadas.

 

Los vecinos que colmaron el salón del Centro Cultural de La Paloma se mostraron muy interesados a la vez que preocupados por la problemática. Un apartado para los organizadores es que lamentablemente no había médicos presentes en el salón.

Para saber más

  • Colectivo TA: El grupo está formado por más de 20 académicos, miembros de ONG y especialistas que buscan informar sobre los pros y los contras de esta intervención humana en la genética de las plantas. 
  • Qué son los trasngénicos

Los transgénicos son organismos modificados mediante ingeniería genética en los que se han introducido uno o varios genes de otras especies.

Una semilla transgénica es una semilla modificada artificialmente en laboratorio para cambiar su genética, es decir  su naturaleza. Artificialmente se le introducen genes  de especies que no son vegetales como por ejemplo genes de bacterias, de peces, es decir de seres vivos que no pertenecen al Reino Vegetal.

En materia de transgénicos, las grandes empresas son: Monsanto, Syngenta, DuPont, Dow, Bayer, Basf, Novartis, que desarrollaron tipos de semillas que no pueden ser cultivadas sin el paquete de productos químicos que ellos fabrican.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Horacio garcia urrusty

Felicitaciones

Responder a este comentario
Escribir un comentario »