Miércoles 22 de Septiembre de 2021

Hoy es Miércoles 22 de Septiembre de 2021 y son las 23:37 Noticias las 24 horas del día los 365 días del año SEGUINOS EN TWITTER @LAPALOMAHOY BUSCANOS EN FACEBOOK/LA PALOMA HOY NOTICIAS

16 de agosto de 2021

Una voz en el teléfono

Imagen ilustrativa. Fuente web

Hay una preocupación creciente en vecinos de La Pedrera causada por la llamativa cantidad de llamados de jóvenes buscando reservar casas para alquilar los primeros 10 días de enero. La inquietud se relaciona con que los ruidos molestos de las casas alquiladas, afectan directamente el desarrollo de la temporada, alejando al público familiar, que es el que genera sustentabilidad al recurso turístico del balneario. El Director de jurídica de la Intendencia dijo que van a aplicar la normativa. El club La Pedrera, por su parte, no alquilará este año sus instalaciones para boliche bailable, y ningún otro local del balneario cumple con los requisitos exigidos para habilitar boliche. Vecinos reclaman a las autoridades que se apliquen reglas claras y sanciones para defender la sustentabilidad y la convivencia de los distintos públicos en el balneario.

Adriana Pugliese // La Paloma Hoy

Hace dos semanas, a las 3 de la mañana, sonó el teléfono de Nilsa. Asustada, la mujer, que vive en La Pedrera y administra el complejo de cabañas turísticas Aguazul, leyó el mensaje que había recibido: “¿tiene para alquilar del 1 al 9? Somos 8.” Sin salir de su asombro, Nilsa apagó el teléfono, y hace lo mismo todas las noches al costarse “Llaman o mandan mensaje a cualquier hora, esto no pasó nunca en los años que tengo en este trabajo, en 24 horas me entraron 74 correos electrónicos”, contó a La Paloma Hoy la dueña del complejo ubicado a pocos metros de la playa El Desplayado.
Es que desde principio del mes de agosto, muchos operadores y propietarios comenzaron a recibir innumerables mensajes diarios de jóvenes que insisten en alquilar para pasar sus vacaciones los primeros días de enero.


Miguel Arrospide, de la inmobiliaria La Pedrera, con decenas de casas bajo su administración, da su sensación: “Es clarísimo lo que está pasando, a mí me tiene preocupado. La demanda que hay de familias para alquilar los primeros días de enero es cero”, dijo a La Paloma Hoy. “Recibo llamadas de chicos jóvenes pidiendo para alquilar del 1 al 8 o al 9, es una pauta marcadísima…” – indicó, y explicó que hace años, desde la inmobiliaria, la única que tiene oficina en La Pedrera, decidieron no alquilar a grupo de jóvenes: “Nuestro público objetivo es el familiar, el grupo de amigos de 2 o 3, las parejas… pero no lo que viene en los primeros días, porque esas casas tienen un uso muy intenso, te dispara el consumo de luz, se llenan los pozos… y el grupo de jóvenes llama a otros grupo de jóvenes, y termina en una fiesta para 50 personas en una vivienda de 50 metros cuadrados… Si nos centramos en este tipo de público, La ganancia de La Pedrera es Cero. Eso chiquilines no se sientan en restaurantes, no compran un recuerdo en la tienda de la avenida principal, se traen hasta los surtidos…”, aseguró. 

Podio esclarecedor

En la misma línea declaró Daniel Onandi, más conocido como El Mono, dueño del Supermercado La Pedrera, ubicado en el corazón del pueblo, quien explicó a La Paloma Hoy: “Nosotros preferiríamos trabajar con el público familiar, como el de la segunda quincena, que aunque hay menos gente se gana más, porque tienen otro consumo”, afirmó el dueño de uno de los almacenes más importante del lugar, y aseguró que los productos más vendidos en la primera semana de enero arman un podio claro “Alcohol en primer término, pan y fiambre. Y hay que tener en cuenta que el alcohol tiene precio sugerido y la ganancia es baja”. – indicó. 


Para Onandi, este problema comenzó hace años “Este tema del tipo de público empezó en 2006, 2007, cuando dejaron entrar los boliches”, que si bien en el supermercado trabajan bien en la primera semana “el que se beneficia con esta movida es el boliche. Ojalá yo pudiera abrir diez días de enero y vivir todo el año, como hacen ellos” – dijo, entendiendo que este modelo no fue nunca sustentable para el balneario. En este sentido, uno de los vecinos que está impulsando reuniones con las autoridades, dijo a La Paloma Hoy que “si la temporada alta tiene solamente cuatro quincenas, en esta situación en La Pedrera, se quedan sin la primera, que siempre fue la más solicitada y la mejor, ningún comercio puede sobrevivir, directamente no les interesa invertir, y así perdemos todos”.


¿Más jóvenes o menos oferta disponible?

Hay quienes señalan que el fenómeno del aumento de los llamados de jóvenes para alquilar no anuncia que habrá más jóvenes que en otros veranos, sino que estaría indicando que muchos propietarios decidieron no alquilarles a jóvenes, debido al caos que representan los ruidos molestos durante los primeros 10 días de enero. Porque entienden que, al final, la anarquía de esos 10 días, ahuyenta al grueso del turismo, aleja a las familias, afecta a los comercios, y termina degradando el lugar en el mejor momento de la temporada. No por los jóvenes, claro está, sino por la falta de reglas claras en cuanto al cumplimiento de la normativa.


La administradora de casas de alquiler Cecilia Berni, sostuvo en dialogo con La Paloma Hoy, que adaptó su modo de trabajo a raíz de los problemas repetidos, por lo que ahora, trabaja con los grupos de jóvenes que repiten estadía: “hay muchos que vienen varios años y que sabemos que no hacen problemas, que respetan el tema de la música y no generan problemas con los otros vecinos, porque no todos vienen en el mismo plan, con los que tuve problemas no les alquilo más”, aseveró.


Mirar para otro lado


Durante los últimos gobiernos departamentales del Frente Amplio la situación del verano en La Pedrera se tornó caótica por distintas razones: algunos alentaban, por diversos motivos, una especie de “vale todo”, otros decían que no tenían personal suficiente para controlar, y hasta había quienes minimizaban la situación, repitiendo que  sólo eran 10 días de enero… Así fueron estableciendo que en La Pedrera en ese período de enero, miles de turistas pasaran noches enteras llamando al número de “ruidos molestos” sin que los atendieran o que, con suerte, les dieran la misma respuesta: “Ya vamos para allí…”, y el problema siguiera sin resolverse, impidiéndoles no solo dormir, sino también mantener la más mínima conversación. 
La misma dinámica hizo que el carnaval se desbordara, y que en las últimas ediciones las autoridades se vieran obligadas, luego de reiterados reclamos de la comunidad, prácticamente a militarizar el balneario para que la situación no se desbordara. De allí que para muchos, la misma actitud pasiva o condescendiente que desnaturalizó el carnaval, convirtió poco a poco los primeros días de enero en otro carnaval, lo que termina expulsando a más gente de la que convoca. 

 

Los jóvenes sí, las normativas también


Algunos vecinos y propietarios afirman que “la dicotomía nunca fue elegir entre jóvenes o familias. Eso era una de las tantas maniobras empleadas por algunos para confundir…  No son los jóvenes el problema: el problema es si las autoridades van a hacer cumplir o no las normas vigentes.”- señalan.
En esta línea, Nilsa dijo que no se trata de discriminar ni estigmatizar a los jóvenes: “aquí hay muchos jóvenes viviendo todo el año, jóvenes que vienen a surfear, etc. Porque La Pedrera se nutre de jóvenes todo el año… Acá estamos hablando de otra cosa, hablamos de un público que viene a La Pedrera los primeros días de enero con ánimo destructivo”.  Nilsa señaló, además, que “sinceramente, nos preguntamos con preocupación qué va a pasar en enero…”.

 

El club se suma


Otro de los epicentros de la movida durante los últimos años, fue el Club La Pedrera, que otros veranos abrió sus puertas a inversores de la noche de Montevideo, y que usufructuaron el lugar los primeros días de enero “El club tuvo en su momento la necesidad de un concesionario, la infraestructura o se demolía o llegaba un inversor. Apareció una opción que no era la ideal para un club social y deportivo como fue aquella”, explicó a La Paloma Hoy Mónica Fainzaing, Presidenta de la institución. Pero para poder llevar a cabo la actividad, el club debió afrontar varias obras “se hizo una inversión en acústica para que no perjudicara a los vecinos. El problema es que las autoridades de aquel momento permitieron que quienes no tenían esta acústica pudieran funcionar igual, entonces, quien no respetó la ordenanza municipal fue la Intendencia…”, puntualizó Fainzaig. Esta vez, desde el Club decidieron llevar adelante un cambio para acompañar los reclamos de los vecinos, que buscan abrir el turismo de los primeros días de enero a otro público, además del público joven “Esta nueva directiva decidió lo que anteriores directivas venían intentando: dejar de alquilar a este tipo de emprendimientos. No es fácil, pero era un paso que había que dar con la comunidad… Ahora, la apuesta es traer otros agentes más saludables, deportivos, culturales, la cantina saludable, apostamos a poder sostener con la comunidad este club” – explicó la presidenta de la Institución.

 

“Vamos a aplicar las normativas”


Ahora, frente a las nuevas autoridades, los vecinos quieren saber qué quiere hacer el actual gobierno departamental, porque no se trata de ruidos, se trata de derechos, se trata de convivencia, se trata, en definitiva, de respetar a los demás. Las preguntas que surgen entre los vecinos son varias: ¿Qué van a hacer ante las llamadas “casitas”, que se convierten en pequeños boliches bailables? ¿Cómo van a controlar los hostels, que, según vecinos, algunos alojan más gente de la permitida y generan fiestas no permitidas? ¿Cómo van a actuar ante los vehículos que se convierten en boliches bailables ambulantes, estacionados o paseando a baja velocidad, aturdiendo el balneario?
Con estas preguntas, que son parte del diálogo cotidiano dentro de la comunidad, fuimos a consultar al Director de Jurídica de la Intendencia de Rocha Dr. Humberto Alfaro, quien explicó que “las multas, como alguno cree equivocadamente, no van a los padrones: se multa a las personas. Hay que ver qué precauciones tomaron los dueños, ya que tampoco se trata de alquilar a la marchanta, porque lo único que importe sea el alquiler… La normativa tiene que cumplirse” – dijo de manera rotunda Alfaro, y señaló además que, desde su Dirección, se analiza la posibilidad de emitir una circular con las distintas normativas que atañen a la actividad turística, para que tanto comerciantes, como propietarios, conozcan las reglas a la hora de brindar servicios.

 

“No lo vemos como una dificultad tan grande”


Alfaro aseguró que la intención es que la gente venga de vacaciones a disfrutar “pero también está aquello de que los derechos de uno terminan donde empiezan los del otro, ese es el principio fundamental. Nosotros no lo visualizamos como una dificultad tan grande. El que viene a pasar unos días en verano tiene que saber que viene a divertirse, pero no al todo vale, eso no va a ser así, para eso están las normas”. Sobre la habilitación en el centro de La Pedrera de boliches bailables, Alfaro dijo que la Intendencia “se va a manejar con el derecho, uno no elige las reglas que va a aplicar”.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Nombre
Andres

Comentario
Les voy a dejar una opinion personal que la hice saber en La Paloma en el año 2.009. Como les dije fue una opinion personal en su momento y desde el punto de vista constructivo. Veranee desde que naci en La Paloma. Mis padres me llevaban, luego segui yendo yo por mi cuenta. La ultima vez que fui, fue en el año 2.009 y decidi no ir mas ya que era insoportable la movida nocturna que habia, no se podia descansar. Alquilabas una casa y la de al lado se la alquilaban a 15 gurises, en todos lados era igual. No les importaba cuantos iban a la casa, solo les importaba el dinero. Eso encarecio mucho los alquileres tambien y trajo a La Paloma y alrededores gente que gasta poco o muy poco. Era de esperar que con esa politica a muy corto plazo iban a correr a la gente que realmente iba a gastar, gente la cual ya eligio otros destinos y ahora sera muy dificil recuperar. En el año 2.009 dije esto iba a ocurrir, y no reaccionaron..... Una lastima.

Responder

Nombre
Maria de costa azul

Comentario
Es asi Andrés hace años nos toman de tugurio del Uruguay. a rocha viene lo que en otros lugares no quieren. porque esto no es juventud, esto es gente que no respeta nada. una vez iban en la caja de la camioneta como 20 gurises diciendo barbaridades a todos lo que ibamos con nuestra familia a la playa. asi no puedes salir que pasas vergüenza con tus hijos chicos

Nombre
lulu

Comentario
ese turismo si no hay reglas claras no vuelve nada. vamo arriba que votamos un cambio!!!!!!

Nombre
nombre

Comentario
x suerte en la aguada nos sacamos esto de encima parece.. los compadesco

Nombre
Juan Carlos

Comentario
Ojo, no pequemos de nabos... al que le conviene que esto pase acá es a Maldonado, que se saca de arriba esta cantidad de gurises que dejan venir a romper todo aca... en Rocha tenemos que dejar de arrastrarnos por el turista, que parece que porque paga unos pesos lo dejamos hacer lo que quiera.

Responder

Nombre
Lidia ucar

Comentario
No solo es el control de los lugares de reunión y las casas y hostels. Terminada la fiesta se sigue en la calle hasta las 7u 8 de la mañana y nadie controla eso que provoca tanto ruido como lo anterior.

Responder

Nombre
Juan de la pedrera

Comentario
Si esquivar preguntas es la estrategia de las autoridades, se nos viene la noche

Responder

Nombre
Andres

Comentario
Año 2.009 hice esta critica constructiva porque se veia lo que se venia, tal es asi que lamentablemente tuve que dejar de ir a veranear a donde fui desde que naci. Estamos mirando el verano 2.022 y aun no se ha podido solucionar. Lo que dice lidia es muy cierto.....No solo es el control de los lugares de reunión y las casas y hostels. Terminada la fiesta se sigue en la calle hasta las 7u 8 de la mañana y nadie controla eso que provoca tanto ruido como lo anterior. Ademas vean que ese tipo de veraneante no gasta, gasta solo en el super y muuuucha cerveza. Con este tipo de veraneante son varios los comercios que tienden a cerrar y fuentes de trabajo que desaparecen. Es una cadena y un circulo a la vez.

Responder

Nombre
Jorge

Comentario
En 1996 presente un proyecto de nuclear todos los boliches en lo que fue el basurero. La. Junta de Rocha lo estudio y. El intendente puñales lo Rechazo, luego al intendente Barrios y no tubo andamiento.

Nombre
“No lo vemos como una dificultad tan grande”

Comentario
si esa es la actitud quiere decir que NO VAN A TOMAR NINGUNA MEDIDA. Humberto no solo juridica tiene que intervenir en los controles e inspecciones, arquitectura, bromatologia, transito, sanidad,TODA LA INTENDENCIA, no es solo el negocio establecido que incumple y los que venden churros y otra clase de alimentos sin NINGUN CONTROL, por favor, no maten la temporada ESE TURISMO NO LE SIRVE A NADIE que decir de los hostels, quien los habilito, quien autorizo su funcionamiento, muchos ubicados dentro de montes sucios y hechos con materiales inflamables, siempre sin contol de capacidades, sin los baños necesarios, sin las precauciones minimas para afrontar siniestros, BASTA BASTA BASTA humberto, gran ilusion de que esta administracion NO NOS DEJE SOLOS. “se va a manejar con el derecho, uno no elige las reglas que va a aplicar”, si las reglas no funcionan, si no se cumplen... instrumente otras...

Responder

Nombre
Vecino

Comentario
Que la presidenta del Club de La Pedrera hable de insonorización es de una hipocresía tremenda. W hacia las fiestas en la explanada y era el último en cerrar. Aveces a las 7 am Aveces a las 8am. Para que la cosa cambie primero hay que hacer autocrítica. Que le pregunten a Los Viñas porque decidieron cerrar. Era imposible convivir con la explanada del club. Fueron una de las propuestas que promovió el descontrol dando un servicio de vaso de plástico y enfocado en la venta de entradas. Igual que La Negra. Dos discotecas para más 1500 personas en el corazón De La Pedrera.

Responder

Nombre
Otro vecino

Comentario
Que el club no se ponga los largos, si el club tiene baile vamo arriba, baile para todos. Nunca debio prestarse el club a ser bailable, ahi se perdio el norte totalmente. La insonorizacion no la hizo el club, por favor, no se pongan un traje que no les queda. Tiene razon el vecino y la autocritica?

Nombre
Gustavo

Comentario
Seguiremos apostando a los depredadores? A los boliches sin control de volumen que largan manadas de energúmenos a copar el pueblo ensuciando y rompiendo todo hasta media mañana? Seguiremos pagando todos la limpieza de la mugre que generan quienes ju tan ese público??? Las autoridades tienen la oalabra

Responder

Nombre
Bichofeo

Comentario
Ojalá que las autoridades de una vez por todas marquen reglas claras y corten con el negocio de algunos personajes del lugar, que tienen cajas de cartón para alojar jóvenes, que ocultan mercadería que roban delincuentes en temporada, que disfrazan su negocio de baile y en realidad Viven de otra cosa… es decir: al lugar se lo debe cuidar porque los del MPP y de la 1001 lo quisieron destruir por temas ideológicos, como bueno ingorantes quieren que todo sea de baja calidad: la educación, los servicios, la comida, el alojamiento. Para que sin trabajar todos puedan acceder. Pobres brutos. Esperemos que llegue la civilización de una vez por todas con los controles y las multas.

Responder

Nombre
Andres

Comentario
Hola. Bueno, veo que con el primer comentario que hice, mucha gente dio su opinion y desde distintos puntos en una forma u otra todos estan de acuerdo en que hay cosas para cambiar. Esperemos quienes tienen el poder de cambiarlo escuchen y se interesen, que hablen con la gente y tomen medidas, porque sino el futuro de La Paloma en corto plazo no lo veo muy bueno. Aclaro que no soy de La Paloma, solo fui los veranos durante 41 años. Pero quiero mucho ese lugar. Saludos para todos.

Responder

Nombre
Rosario

Comentario
Me parece despreciable utilizar algo que creció por conveniencia de algunos, que ahora deslindan responsabilidades, como algo político. Lo de la primera quincena de enero existe desde hace muchos años. Incluso el carnaval, mejoró los últimos años. En cuanto al club, le sirvió alquilar a un boliche bailable para hacer dinero. Los propietarios intentamos poner reglas, no siempre se cumplen, algunos vivimos allí y no nos gusta el escándalo, algunos no están presentes obvio. Pero a todo el mundo le ha servido, no me parece bien que ahora se hagan los santitos. Yo no alquilé el año pasado, y este alquilé porque les pasó mi teléfono, alguien que había alquilado todo.

Responder