Lunes 12 de Abril de 2021

Hoy es Lunes 12 de Abril de 2021 y son las 18:33 Noticias las 24 horas del día los 365 días del año SEGUINOS EN TWITTER @LAPALOMAHOY BUSCANOS EN FACEBOOK/LA PALOMA HOY NOTICIAS

25 de marzo de 2021

Vecinos de Oceanía del Polonio denuncian robos, acoso y amenazas

Un grupo de residentes se comunicó con nuestro portal para manifestar su preocupación ante la situación que viven en la zona “esto se ha convertido en un verdadero infierno para los moradores y operadores turísticos de la zona”, aseguran y reclaman acciones por parte de las autoridades departamentales

Adriana Pugliese // La Paloma Hoy

Ubicado en el kilómetro 255 de la ruta 10, Oceanía del Polonio es uno de los paraísos playeros que tiene la costa de Rocha. Muy cerca, en el km 260 se encuentra Parque Costa de Oro, Paraje Valizas.

En la zona, hay cerca de sesenta casas regadas entre las dunas y el extenso monte, y una veintena de personas que habitan ambas playas todo el año, número que en verano se eleva a alrededor de 250 personas, que disfrutan de un entorno agreste y tranquilo entre médanos y Océano.

Sin embargo, así como ocurre en otros puntos de la costa uruguaya, las ocupaciones han tomado protagonismo en el último tiempo y eso preocupa a los vecinos “se ha convertido en un verdadero infierno para los moradores y operadores turísticos de la zona”, denuncian en una carta firmada por "los vecinos unidos de RUTA 10" enviada a nuestro portal, en la que relatan los diferentes sucesos vividos desde hace un tiempo. 

“El 21 de noviembre de 2019, a pesar de las denuncias de los vecinos, se permitió la creación de un asentamiento de delincuentes -ubicado en el km 260 de ruta 10-, literalmente ex-convictos en su mayoría (información otorgada por la policía), liderado por un pastor, también con antecedentes penales”, dice la carta.

En diálogo con La Paloma Hoy, los vecinos expresaron que en el último año la situación se agravó, incluso los vecinos denunciaron el incendio de un vehículo que, entienden, habría sido intencional  “ha sido insufrible, cada vez está peor y es tierra de nadie. Nos reunimos con el secretario del Intendente y nos dijo que están preocupados por esta situación de ocupaciones irregulares y que van a atender estos casos”.

Los vecinos, también reclaman respuestas desde la Fiscalía “no nos da audiencia, no hemos podido hablar con la fiscal a cargo, no tenemos respuesta de las instituciones públicas para darnos seguridad en nuestras casas, estamos en una situación de vulnerabilidad total”.

Por su parte, el Coordinador de la Jefatura de Policía de Rocha, Alexis Duarte, dijo a La Paloma Hoy que “existe una organización en la que hay gente con antecedentes, que supuestamente ocupan. Está todo hace años en la órbita de Fiscalia, han pasado expedientes por MGAP por tema tala de árboles, etc. La gente relaciona a esas personas con los hurtos. En una oportunidad se relacionó a uno de ellos con un hurto”.

Duarte confirmó que “hubo un incendio de un vehículo hace poco, aún sin aclarar. Se han realizado operativos e inspección en los lugares que ocupa esa organización, aunque no arrojó ningún resultado positivo para vincularlo a ilícitos”.

El Coordinador de la Jefatura reconoció que “Si bien hubo ese pequeño aumento de hurtos, no es algo descontrolado. Obviamente preocupan los delitos”, indicó.

 

A continuación, la carta que los vecinos enviaron a nuestra redacción:

 

Vecinos de Ruta 10 (Oceanía del Polonio km 255 y Costa de Oro Km 260) están siendo víctimas de robos, desvalijamientos, acoso y amenazas de delincuentes, deforestación daños ambientales irreparables e incendios de propiedad privada. Este es un pedido de ayuda y solidaridad. 

En los últimos años, los balnearios de Oceanía del Polonio y Costa de Oro de Ruta 10, próxima a la Reserva natural de Cabo Polonio, se ha convertido en un verdadero infierno para los moradores y operadores turísticos de la zona. Luego de que la justicia el 21 de noviembre de 2019 (a pesar de las muchas denuncias de los vecinos en tiempo y forma) permitió la creación de un asentamiento de delincuentes, literalmente ex-convictos en su mayoría (información otorgada por la policía), liderado por un pastor, también con antecedentes penales. Ubicándose sobre la calle principal del balneario, modificando totalmente el uso del espacio público. Ese mismo día se hizo la denuncia de usurpación y la policía debería haber actuado inmediatamente y desalojado dentro de las 24 horas según la normativa vigente, pero aún siguen allí. Esa omisión administrativa ha llevado que al día de hoy la comunidad del lugar padece en forma constante robos, acosos, amenazas, e incendios intencionales, y mientras tanto seguimos esperando la audiencia de la Sra. Fiscal, mayor seguridad de la Jefatura de Policía de Rocha la respuesta de la Intendencia de Rocha de desalojo inmediato de la calle principal y los espacios públicos (donde además siguen edificando sin control) y talando el bosque nativo de interés prioritario para la conservación de nuestro ecosistema. Además estas personas rotan permanentemente con el argumento de una terapia de recuperación. No se pueden considerar vecinos porque nadie sabe quiénes son, ni siquiera la policía toma conocimiento de su nombre y documentación. Tampoco están a cargo de profesionales que aseguren un control y plan de recuperación real. Los ciudadanos de buen vivir quienes trabajamos y cumplimos con nuestras obligaciones desde hace años habitamos y construimos una comunidad armónica entre vecinos y el entorno, estamos hoy a merced de la delincuencia (ahora organizada). Estas personas pertenecen a una supuesta ONG  la cual presenta otras denuncias de la misma índole en Canelones y otros departamentos del Uruguay. La forma de operar es simple y clara, cada 20 días aproximadamente traen en una camioneta a 20 ex convictos o drogadictos en rehabilitación a lo que llaman su “Estancia de Rocha” (un campamento sin luz, ni agua, sin supervisión de personal capacitado y sin tener las necesidades básicas cubiertas), este campamento irregular se asentó sobre la calle principal y única bajada a la playa del balneario, a unos pocos metros de vecinos que hasta ese momento vivían en paz. Quienes habitan en un corto lapso de tiempo este asentamiento se dedican a robar y amedrentar a los vecinos  impunemente, sin control, sin consecuencias legales, y claro, a demás generando derechos posesorios sobre esas tierras (el verdadero trasfondo), ya que como es de público conocimiento se ha corrido la voz de que “esto es tierra de nadie” y poco le importamos a las autoridades las pequeñas comunidades que sostenemos y cuidamos de nuestra amada costa. Un negocio redondo bajo una máscara de “ONG” a costillas de la población local.

Los vecinos de ruta 10 agotados de este atropello, y con agravantes intolerables como la situación de mujeres víctimas de amenazas, acosos, incendios intencionales con nombre y apellido, intimidación directa, y daños ambientales como la tala de bosque nativo; con el objetivo de dar fin a este abuso nos hemos organizado y movilizado para solicitarles a todas las instituciones públicas competentes: Fiscalía de Rocha (dónde ya estuvimos incontables veces), Jefatura de Policía de Rocha (Idem), Intendencia de Rocha, Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), que POR FAVOR atiendan con URGENCIA nuestra situación. Hemos enviado notas, denuncias, y solicitudes a la Intendencia departamental (diciembre 2019 y mayo 2020), a Fiscalía pidiendo audiencia con la Fiscal de 2do turno la Abogada Jessica Pereira (desde febrero a agosto del 2020), al Jefe de Policía de Rocha quien nos prometió mayor vigilancia y contemplar nuestra solicitud de mayor patrullaje, cámaras y tecnología al alcance para detener la impunidad de estas organizaciones delictivas, al día de hoy no hemos tenido ni una respuesta concreta, ni una acción para aplacar este calvario que vivimos.

Todo el esfuerzo ha sido en vano, y la escala de delitos continúa agravándose en violencia, como el último acto sucedido, donde se incendió intencionalmente el vehículo de una vecina quien erradicó varias denuncias contra el asentamiento (y claro, ya sabemos como es la justicia de este lado, “no hay pruebas no hay delito”), y la impunidad y la impotencia solo crece. Además la vecindad ha comenzado a vender sus propiedades, que por cierto ya perdieron valor inmobiliario, ya que las amenazas y la impunidad de estos delincuentes sobrepasa cualquier buena voluntad: “no nos molestes porque te quemamos la casa”. Ni que hablar del aspecto del barrio al tener un asentamiento en la bajada de la playa sobre la calle principal. Todo esto tiene consecuencias nefastas para la comunidad y el entorno: personas en peligro de vida, mujeres solas que tiene que dormir con un ojo abierto por el miedo, víctimas de robos permanentes, que lleva a que los moradores abandonemos nuestros hogares. 

A pesar de que el producto bruto interno del departamento viene en gran porcentaje del turismo de costa, parece ser que las autoridades desestiman nuestro pedido de ayuda. Tal vez deberían sentir en carne propia la inseguridad y el miedo de vivir al lado de 20 delincuentes que rotan cada pocos días, o el no poder descansar por temor a tu integridad física, la de tu familia o a la de tu casa o tu coche.

En el balneario de Oceanía del Polonio, leñadores clandestinos desmalezan el bosque, se meten y ocupan casas y propiedades privadas, animan a otros delincuentes a realizar las mismas infamias, desvalijan a los vecinos, tienen un deshuesadero de autos robados y hasta un tractor que usan para destruir nuestro amado bosque. Ya no sabemos que hacer, la delincuencia gobierna impunemente nuestro amado paraíso. 

EXIGIMOS ACTUACIÓN INMEDIATA DE LA INTENDENCIA DE ROCHA, FISCALÍA, JUZGADO COMPETENTE, MINISTERIO DEL INTERIOR, MINISTERIO DE TURISMO Y PROTECCIÓN AMBIENTAL. 

ESTA NO ES TIERRA DE NADIE, ESTE ES NUESTRO HOGAR, Y ES POR ELLO QUE HOY, HABIENDO AGOTADO TODOS LOS RECURSOS, GRITAMOS AYUDA.

 

Carta redactada por los vecinos unidos de RUTA 10.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Nombre
Hernan

Comentario
Totalmente legitimo el reclamo e indignante la falta de responsabilidad de las autoridades.

Responder

Nombre
Irene

Comentario
En valizas tambien el robo a casas con y sin habitantes se desbordó. Las autoridades saben quiénes son y donde estan....

Responder

Nombre
Juan

Comentario
Como se hace llamar la ONG ? Gracias!

Responder

Nombre
nombre

Comentario
Todos somos Uruguay, liderada por un«pastor» con antecedentes penales

Nombre
El legal

Comentario
Bala y mas bala.

Responder

Nombre
Maximiliano

Comentario
que se hace con esto???

Responder

Nombre
no hay nadie que pueda hacer algo

Comentario
NO SE PUEDE CREER

Responder

Nombre
Raúl

Comentario
estoy asombrado con el nivel de impunidad que maneja esta gente. Increíble. Ojalá el intendente Alejo le dé solución a este asunto. Urge terminar este extenso recreo en la costa de Rocha.

Responder

Nombre
Leonel

Comentario
A buen puerto vas por agua...

Nombre
mari

Comentario
telefono para la justicia!!!!!!!!!!!

Responder

Nombre
Fernando

Comentario
Esto como se llamaria? Negligencia o lisa y llanamente ineptitud? Tengo una prima que queria comprar terreno en Oceania del Polonio. Parece que compra apartamento en Pocitos nomas. Asi estamos y asi vamos. A proposito, como sigue la novela de los canes en la playa? Saludos

Responder

Nombre
Juan Pedro

Comentario
Increíble el nivel de delincuencia en Costa de Oro, andan con palos, se paran desnudos con actitud amenazantemente, roban todo el tiempo, talan el bosque nativo, incendian y la policia, fiscalía e intendencia no hacen nada, claramente hay complicidad o proyecto inmobiliario turbio en nuestro paraíso...

Responder

Nombre
Javier

Comentario
Muy turbia esa organización, dejando solos ahí a esos gurises

Responder

Nombre
Leonel

Comentario
La policía en la franja costera siempre tuvo menos recursos de los necesarios pero lo que estamos viendo ahora no tiene parangón. Disfrutemos los mejores 5 años de nuestra vida.

Responder

Nombre
hay que darles...

Comentario
AUTORIDADES...pa que tengan, no es este balneario deposito de delincuentes

Responder

Nombre
Daniela

Comentario
Así paso en Arachania, La Paloma. Yo argentina, que sufrió en carne propia, un violento robo, ingreso a la propiedad de noche, y me desperté con los ladrones en mi habitación. Ante la pasividad de la policía, hice de todo, empecé a averiguar, y me enteré que había un montón de presos que le daban domiciliaria y tenían residencia en Rocha, en La Paloma. Una vergüenza, nunca como turista que pase muchos veranos y deje mucho dinero en Rocha, me dieron una respuesta. Como me fui de Rocha, no me lo olvido más, con miedo, cargue a mis hijos en el auto, luego de hacer todas las denuncias y me fui.

Responder

Nombre
Guillermo

Comentario
Estoy de acuerdo con la existencia de sitios para la recuperación de personas que padecieron o padecen adicciones y de ex convictos, siempre de manera planificada y alejada de las áreas de residencias, descanso o zonas industriales, tenemos campo suficiente para hacer huertas, chacras y talleres que ofrezcan actividades para la inserción social. Conozco gente del INR que está dispuesta a trabajar en ese tipo de establecimientos, es mucho más preferible a ser carcelero. Sin embargo esto es producto de la impericia y la descoordinación, arruinaron grandes zonas de Montevideo poniendo refugios en la misma cuadra de hoteles turísticos o zonas residenciales y ahora arrancaron con la costa, San Luis, Neptunia y la costa rochense. ¡Qué falta de planificación seria!

Responder